viernes, 11 de noviembre de 2011

Problemática de la radiodifusión en el Perú


En el Perú existen radios: Musicales, noticiosas, educativas, culturales, comunitarias y religiosas (católicas y evangélicas).

Cada una de estas emisoras tiene sus propios formatos, características, necesidades y formas de funcionamiento de acuerdo a la zona donde operan.

Lima es la ciudad con mayor concentración de emisoras en FM y AM. La mayoría de estaciones pertenecen a las empresas privadas, pequeños y medianos empresarios, así como al Estado y las ONG.

Las emisoras que operan en forma individual se enfrentan a dos grandes grupos radiales: CRP y RPP. La primera eminentemente musical y la segunda noticiosa. Ambas concentran casi el 80 por ciento de la publicidad privada y estatal.

Las emisoras formales se enfrentan a radios piratas que operan en zonas rurales o los conos de la ciudad distorsionando su señal. Es decir, la debilidad en la norma legal vigente.

En el Perú falta darle mayor impulso al Plan Nacional de Atribución de Frecuencias que responda a las expresiones culturales múltiples que tenemos en nuestras comunidades campesinas, nativas y las ciudades en general que garanticen la formalización y la buena programación de contenidos de las emisoras para que haya una autentica libertad de expresión.

Cada región tiene su problemática y por tanto la industria de la radiodifusión no está ajena a esa realidad. Es decir, falta de ofertas de contenido y programación, el desinterés por posicionamiento de la marca radial especialmente en las regiones y la falta de una gran cobertura geográfica.

Falta de capacidad de inversión para hacer frente a los costos de producción que son elevados en comparación a los ingresos que obtienen por la publicidad. Por eso muchas emisoras en Lima (San Borja o las AM) y de las provincias concesionan sus espacios a terceros. En algunos, la producción es cero para los empresarios.

Esta situación genera en muchos casos el deterioro de la calidad de su oferta radiofónica y con el peligro de pérdida de audiencia.

A propósito sobre ese problema de sintonía, Rosa María Alfaro, Rubén Téllez, Helena Pinilla. Ginma Gogin en el libro Cultura de Masas y Cultura Popular en la radio peruana, Pág.11, de 1988, señalan que “La radio es el medio de comunicación más difundida y consumido en nuestro país (…) Un programa de radio bueno, útil tiene que ir consiguiendo su identidad en relación, con los destinatarios y se logra mediante proceso activo que es renovar para los comunicadores”.

En Lima, la mayoría de las emisoras musicales han optimizado sus costos con el sistema computarizado, que les permite operar sin necesidad de locutores durante las 24 horas. Claro no se escapan de los pagos por derecho de autor y los impuestos como toda empresa formal.

Los propietarios de la radiodifusión tienen el enorme reto en los próximos años por abandonar el sistema analógico por el digital, que acabará con las diferencias de FM y AM en cuanto a la calidad de recepción y transmisión.

La ausencia de una política clara del gobierno sobre los medios de comunicación del Estado. Radio Nacional y Radio La Crónica requieren de una importante inyección presupuestal para renovar sus equipos y ampliar su cobertura actual.

A diferencia de otras naciones como Venezuela, donde prima el autoritarismo y cierre de emisoras opositoras, en el Perú esta situación no se presenta. Solo existe un antecedente en el gobierno de Alan García que hubo cierre de la señal de Radio Bagua a raíz de los luctuosos sucesos.  

Después de la escandalosa manipulación de la opinión pública durante el régimen fuji-montesinismo, esta situación tampoco no se ha vuelto a observar a nivel de la radiodifusión.

Relación de la radio con el poder:

El poder está muy consciente que un medio de comunicación radial, libre o no, simplemente no simpatizante con él, puede causarle trastornos y daño.

Según Germán Rey, Investigador especializado en comunicación, cultura y política, señala en la página 27 del libro Comunicación y Política – En una democracia ética por construir, que “la comunicación es inherente a la participación de los ciudadanos, así como de los gobernantes y los políticos en general se preocupan preferentemente por su imagen y por ende en aparecer más en los medios.”.
 
Para el profesor universitario, Juan Gargurevich, “el interés del poder, cualquiera haya sido la forma de gobierno, en controlar la información y sus sistemas de difusión es tan antiguo como la historia misma de la opinión pública y el periodismo”.

En la página 75 del libro Comunicación y Política – En una democracia ética por construir (2005), el sociólogo Fernando Tuesta Soldevilla, precisa que “la comunicación política moderna es el espacio en donde se muestran un permanente e intenso flujo de información entre la política, medios y público (…)”. 

César Lévano, catedrático y director del diario La Primera: “No es cierto y que es un dogma simpático, pero superficial,  sostener que la radio anuncia, la televisión muestra y el periodismo comenta”.
Propuestas y Alternativas

Los medios de comunicación tienen doble aporte a la sociedad, como empresarios y como responsables de llevar la cultura, la información y diversas manifestaciones de nuestra sociedad. La meta es seguir acercando más a los ciudadanos.

Las radioemisoras requieren de un marco legal y normativo adecuado a los cambios tecnológicos (internet y cable) y de globalización para atraer inversiones extranjeras que permitan acabar con los monopolios en el sector.

Los empresarios de la industria de la radiodifusión requieren de una estabilidad jurídica y de un clima político favorable para que la libertad de empresa y de expresión no sea atentada o vulnerada.

Es decir, la radio debe y puede ser tratada como la industria y el comercio en general. Pista de doble sentido como toda actividad empresarial.

Debe fomentarse una discusión de políticas comunicacionales que contribuyan al fortalecimiento empresarial y de sus trabajadores, la mejora de la calidad de contenidos y su responsabilidad social con el desarrollo democrático del país.

Cada vez más, el público demanda no sólo de conocer las opiniones y acciones de aquellos que ejercen el poder y la influencia en su nombre, sino también para hacerlos responsables de las opiniones y acciones.

La extensión geográfica nacional amerita realizar un estudio e investigación acerca de la radio y los medios masivos de comunicación en general,  para tener una estadística real de la cantidad y del potencial económico que tienen cada una de las emisoras.

Los gobiernos regionales y los municipios provinciales o distritales deben promover una auténtica radiodifusión que contribuya a la mejora educativa, al emprendimiento, a la inclusión y a la activa participación. Actualmente, casi la mayoría  de las autoridades utilizan dichos medios como sus bastiones para difundir sus obras y defenderse de las críticas olvidando el rol que tiene un medio de comunicación con su pueblo. 

Las radios comunitarias rurales que no tienen fines lucrativos y tienen diversificados sus financiamientos, deben seguir siendo fomentadas por el gobierno, especialmente en zonas donde no hay presencia del Estado. No permitamos que hayan muchas emisoras "alegales" por culpa de trámites burocráticos o normas que impiden el desarrollo de las emisoras alternativas. Las ONG que han incursionado en este rubro comunicacional han tenido buena experiencia. Un ejemplo cercano está en Villa el Salvador con Stereo Villa.

Los sectores privado y público deben darle mayor dinamismo al Plan Nacional de Atribución de Frecuencias.

Se debe crear un Consejo Público para evaluar las concesiones existentes sin atentar contra la libertad de empresa. No debe permitirse el monopolio radial en desmedro de los demás.

El actual gobierno debe cumplir con su promesa electoral de  descentralizar el espectro radioeléctrico.  Igualmente debe conformar un directorio constituido por representantes de la sociedad para que haya una auténtica pluralidad y sea representativa, así evitar que el medio radial se convierta en su bastión o su vocero propagandístico.

El comunicador radial debe buscar integrar a los peruanos, no importa donde vivan,  no importa donde están.

Poner fin a las radios “piratas” que en el Perú se estima que existen 700.

Producción Radial:

Organización del equipo periodístico.
Definir el lenguaje radial a utilizarse ( de acuerdo al programa y al público).
Elaboración de un guión.
Efectos de sonido.
Grabación (hoy avanzado mucho con diversos programas de computación).
Emisión.

El uso de las nuevas tecnologías ha repercutido mucho en los procesos de producción y transmisión de la información.

La inmediatez y el avance tecnológico de las radios, hace que los comunicadores hagan uso de esas nuevas herramientas que nos permiten tener audio en tiempo real por internet, la automatización y generar diversidad de productos periodísticos.

La producción radial es más notoria en emisoras habladas o noticiosas a diferencia de las musicales que tiene su propia característica para programar la variedad de las canciones que esperan sus oyentes y la forma del uso del lenguaje por sus locutores para atraer a sus oyentes.

La producción o libreo radiofónico es la versión escrita de las palabras que el locutor o el conductor de un determinado espacio debe decir desde el micrófono.

La expresión del comunicador debe ser atractiva y efectiva en la emisión del mensaje.

La producción en emisoras noticiosas gira en torno a la planificación de contenidos, redacción de noticias, concertar entrevistados (políticos, especialistas, etc.), elaborar informes, edición, entre otros aspectos.

La producción radial no sólo está para las emisoras tradicionales sino para las radios por internet u online, que desde un ordenador cubre a todo el mundo. 

Formatos

El formato radial se refiere al tipo de programación que tiene determinada empresa. Puede ser musical, informativo, deportivo, religioso, folklórico, entre otros.

La programación está dirigida de acuerdo al gusto de sus oyentes y a público objetivo que puede estar en su casa, oficina, en el auto o en algún lugar donde hay receptor. Para eso es necesario contar con las herramientas y de un buen contenido (producción) para conquistar al oyente que puede ser joven, adulto mayor, ama de casa, entre otros, que tienen diversas necesidades y demandas de entretenimiento e información.

Legislación de la radiodifusión en el Perú:

Ley No 28278, Ley de Radio y Televisión. Data desde julio de 2004.
La Ley de Radio y Televisión es una ley que norma y regula la actividad de los medios de radiodifusión sonora y televisiva en el Perú.
La Ley de Radio y Televisión consagra el respeto irrestricto a las libertades de información, opinión, expresión ejercidos a través de los servicios de radiodifusión autorizados de acuerdo a ley, sin ninguna forma de censura, incluso durante el estado de emergencia.


Reglamento de la Ley de Radio y Televisión – DS No 005-MTC

Establece el régimen general, los requisitos, las características, los derechos y obligaciones de los titulares de los servicios de radiodifusión sonora y por televisión de señal abierta, así como la forma y condiciones de otorgamiento de los títulos habilitantes necesarios para su operación y prestación. De igual forma, tiene por objeto establecer las pautas para la gestión y control del espectro radioeléctrico atribuido a dicho servicio, así como el régimen administrativo sancionador aplicable.




Decreto Legislativo No 691, Normas de Publicidad en Defensa del Consumidor y su Reglamento aprobado por Decreto Supremo No 20-94 – ITINCI.

Código de Ética de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión.

Reglamento de Solución de Quejas y Comunicaciones aprobado por la Sociedad Nacional de Radio y Televisión.

Ley No 26847:
La Ley 26847 fue promulgada por el Presidente de la República el 23 de julio de 1997 y publicada en el Diario Oficial "El Peruano" el 28 de julio de 1997. A través de esta norma se modificaron todas las disposiciones de la Ley 26775.

IPYS recalca que el derecho de rectificación reconocido en el inciso 7) del artículo 2º de la Constitución ya está suficientemente desarrollado en la Ley Nº 26847 de 1997, la cual corrigió los problemas de amenaza a la libertad de expresión que contenía la Ley Nº 26775, que inicialmente reguló el derecho de rectificación y que fue cuestionado en su momento.

El Derecho de Expresión:

La Libertad de expresión debe respetar el Derecho de los otros, la Seguridad Nacional, el Orden Público, la Salud o Moral Pública.


Diagnóstico:

En el Perú existen 2,732 emisoras autorizadas por el ministerio de Transportes y Comunicaciones hasta Enero 2011, según informe publicado en su página Web.

De esa cantidad, existen 2,192 en Frecuencia Modulada (FM) y 466 en Onda Media ó Amplitud Modulada (OM - AM). Lima es la que tiene mayor cantidad de radioemisoras: 236, seguido de Junín con 243. Callao es la que tiene menor cantidad: 09.

A nivel de Lima existen dos grandes corporaciones radiales: La Corporación Radial del Perú S.A.C,  cuenta con 114 estaciones. En la capital opera con Ritmo Romántica, La Inolvidable, Moda, Oasis, Mar, Nueva QFM, Planeta e Inca.

Otra de las grandes corporaciones es el Grupo RPP. Desde Lima tiene una plataforma informativa conformada por RPP en AM y FM,  Televisión por cable (canal 10 – Movistar) y página Web. Es la principal emisora noticiosa del país con transmisión durante las 24 horas.

RPP está formado por las emisoras Studio 92, Oxigeno, Felicidad, Corazón (primera radio de baladas por internet), La Mega y Capital, está última de opinión y prioriza la participación de sus oyentes.

El espectro radial es dominado también por Radio Panamericana (57) y la Asociación Cultural Bethel (52). Este último, junto al ministerio La Luz (42),  pertenece a la comunidad cristiana que no solamente cuentan con emisoras propias sino que han tomado en concesión la gran parte de la AM para propalar sus mensajes.

Regiones con mayor porcentaje de estaciones comerciales es Ica (82%), Lambayeque y Lima (81%), Cusco, La Libertad y Piura (79%), Arequipa y Tumbes (78%) y Cajamarca con 77%.

En las provincias, 41 instituciones públicas como municipios y universidades tienen emisoras autorizadas por el MTC.

La Ley 28278, Ley de Radiodifusión, que está vigente desde julio 2004 existen tres modalidades de radios: comercial, educativo y comunitario.

Radiodifusión:

La radiodifusión privada se basa en la libre empresa, en los sistemas de libre y leal competencia, en la iniciativa particular y la libertad para el ejercicio legítimo de sus actividades. Su función es la de ofrecer a los pueblos sano entretenimiento, información, orientación y cultura, con criterio de responsabilidad y buen gusto. La sujeción a las leyes y reglamentos que ordenan el ejercicio de sus actividades no relevan a los radiodifusores del deber de vigilar y depurar sus programas ni de reclamar y mantener celosamente el derecho de libre expresión y de iniciativa privada. 

La radiodifusión requiere la más alta responsabilidad en su ejercicio y, por lo tanto, al informar, ha de ser veraz, discreta, cuidadosa de las fuentes de sus noticias; al comentar, ha de evitar ofender las creencias, ajenas o fomentar los prejuicios de clase y raza y tendrá que ser ecuánime e imparcial dentro del más elevado  criterio de interés público, y, en su función recreativa, ha de observar un cuidadoso respeto a las buenas costumbres. La vigilancia del cumplimiento de estos principios de responsabilidad se ejercerá por la propia acción de los radiodifusores, individualmente o mediante sus asociaciones, previniendo así la intervención de la autoridad pública, que debe estar reservada para las violaciones a la ley penal. 

La radiodifusión debe, por su propia iniciativa y sus propios medios, cumplir una función de educación popular, sin perder su característica de industria recreativa e informativa,  contribuyendo a la moralización de las costumbres y a la difusión de informaciones científicas y culturales. 

Antecedentes:

El presidente Augusto B. Leguía inauguró  20 de junio de 1925 fue inaugurada la primera estación de radio del Perú llamada OAX.  Fue fundada por un grupo de empresarios nacionales.

Bajo la dirección de la Peruvian Broadcasting Company  funcionó con equipos de la empresa británica Marconi.

En 1933 cambió su nombre a Radio Nacional. Ese mismo año inauguró su local en la avenida Petit Thouars 447, Santa Beatriz y su infraestructura que data hasta ahora es una réplica de la BBC de Londres.
Sus primeros locutores de Radio Nacional fueron:  Rosa Hernando y Juan Fernández Stoll.

1935: Aparecen nuevas emisoras en Lima y Callao.

Radio Miraflores (1935) – Desde  este  año  transferida  al grupo Capuñay.  Ahora  es informativa y se llama La Exitosa.

Radio Internacional (1935 - en 1961: Radio La Crónica: Funciona en el mismo local de Radio Nacional y sólo opera en Amplitud Modulada, pues su Frecuencia Modulada fue concedida a Radio Filarmónica para la transmisión de música clásica).

Radio Grellaud  (1938 - en 1951: Radio Lima)

Radio Alegría (1946 - en 1969: Circuito Radio Programas del Perú,  principal emisora informativa del país. Hasta los finales del año 1983 tenía programación de radionovelas como la doctora Corazón, noticieros y  deportivo.  Ya en 1984 convirtió toda su programación de las 24 horas a la emisión de noticias),Radio América (1941), Radio Panamericana (1952), Radio Reloj (1954), Radio San Cristóbal (1953 - en 1961: Onda Popular), Radio Los Andes (1966 - en 1968: Radio Mar), Radio Ondas del Callao (1961 - en 1963: Radio del Pacífico), Radio Cien FM (1960), Radio Progreso (1964 - en 1966: Radio San Isidro), Radio 1160 (1940).

Actualmente existen 1425 emisoras de radio en todo el Perú, de las cuales hay 175 en el área de Lima y Callao. Hay 906 emisoras de FM, 404 de onda media y 115 de onda corta. En cuanto a número de receptores, por cada mil habitantes hay 173. De las diez emisoras de radio más sintonizadas, Radio Programas del Perú ocupa el primer lugar. En esta estación se difunden varios espacios culturales.

Radio Sol Armonía

Es la única radio cultural del país, y pertenece a la Asociación Cultural Filarmonía, entidad privada sin fines de lucro constituida a fines de 1983. Empezó sus transmisiones el 1 de enero de 1984 con programas destinados a difundir la música culta, contando además con espacios educativos de carácter cultural.

2 comentarios:

  1. Muy aleccionador lo escrito.
    La problematica de Radios Comunitarias continua.

    De acuerdo con: "No permitamos que hayan muchas emisoras "alegales" por culpa de trámites burocráticos o normas que impiden el desarrollo de las emisoras alternativas".

    Felizmente, la gran mayoria de estas radios estan agrupadas en la Coordinadora Nacional de Radio (CNR).

    ResponderEliminar